Argentina – 25 años que no es poco…

En 1983 era solo un niño y entendía muy poco de lo que sucedía en mi país, estaba terminando la escuela primaria, me había cambiado de casa desde la periferia al centro y mi mente estaba entretenida con toda esa serie de cambios.

No mucho tiempo atrás, un día al llegar a la escuela, nos reunieron en la plaza que estaba frente a la misma y nos hicieron cantar el himno nacional, parecía que era un día importante, aunque en mi mente de tan solo 12 años, esas cosas pasaban un tanto inadvertidas y el hecho de que hubiésemos “reconquistado” las islas Malvinas, en ese entonces, para mi no encerraba un gran significado.

No obstante, en mi hogar los ánimos eran un tanto exaltados, mis padres se reunía con amistades y comentaban lo que estaba por venir, participaba a reuniones de los partidos políticos y para ese entonces, cuando se realizaron las elecciones, hasta algunos amigos que de hacia un tiempo no veíamos, vinieron hasta mi ciudad para votar, según decían no habían hecho el cambio de residencia, aunque estaban tan lejos.

Las cosas comenzaron a aclararse para mi, cuando comencé la escuela secundaria, con algunos compañeros que desde el centro de estudiantes, nos instigaban a participar y a inclinarnos hacia un cierto sector político.

Fue un fin de semana largo, para las pascuas, en que como cada año en esas fechas viajamos para reunirnos en casa de mis abuelos, que algo terrible sucedió, algo que entonces podría cambiar el sentido de la historia.  La gente especulaba con lo que podría suceder, mis familiares estaban angustiados y cuando todo eso llego a su fin y sentí en la radio del coche, ya en viaje de regreso, al entonces presidente Alfonsin que decía la famosa frase: “la casa esta en orden, felices pascuas”, por algún motivo que entonces no comprendí, comencé a llorar y sentí un gran alivio.

Al entrar a mi casa, después de ese viaje un poco accidentado, pronuncie las siguientes palabras: “por fin en casa y en democracia!!”.  Fue allí, donde tome conciencia de lo que significaba vivir en este nuevo sistema.

Siguieron años de gloria y de grandes decepciones, de alegría y de tristezas, de angustias y euforias, pero Gracias a Dios y pese a todo, mi país sigue adelante con este sistema, que mas de una vez, algunos han tratado y tratan de amoldar a su gusto y beneficio.

Hoy se cumplen 25 años del regreso a la Democracia en Argentina, algunos aprendieron a vivir con ella, otros no han conocido otra forma de vida y por cierto, no faltan quienes la reniegan.  Veinticinco años, que no son pocos…

Hoy estoy lejos, por que así lo quise y los festejo desde este otro lado del mundo.  Feliz Cumpleaños y que sean muchos mas!!

La imagen la he tomado del blog de Jericles, que sintetiza en modo divertido, junto con el post que lo acompaña, los buenos y malos momentos que han tocado vivir a la Argentina en este periodo.

Compartir:
error: Content is protected !!