Ciudadanía Italiana por Matrimonio

En mas de una ocasión, he recibido comentarios o solicitudes de información, sobre como adquirir la ciudadanía italiana sin tener orígenes italianos. Recuerdo que la ley italiana en materia de adquisición de ciudadanía, se rige por el vinculo de sangre y que los hombres pueden transmitir la ciudadanía italiana a sus descendientes sin limites de generación y las mujeres solo en el caso que hayan nacido después de 1948, en que se creo la Repubblica Italiana y se estableció ese principio.

Ciudadanía Italiana por Matrimonio
Ciudadanía Italiana por Matrimonio

Requisitos para solicitar la ciudadanía italiana por matrimonio

Los requisitos para poder obtener la ciudadanía italiana por matrimonio son los siguientes:

  • Estar casado con un italiano de origen o por adopción, desde al menos dos años, si se reside en Italia o tres años si la residencia es en el exterior. En el caso de que se hayan tenido hijos, fruto del matrimonio o adoptados por el mismo, el plazo se reduce a la mitad. Ambos cónyuges deben residir juntos.
  • Al momento de la adopción de la ciudadanía italiana, no deben existir: divorcio, separación o anulación del vinculo matrimonial, ni el interesado, puede tener causas judiciales pendientes por delitos graves o pueda representar un peligro para la seguridad del Estado Italiano.
  • La solicitud de adopción de la ciudadanía italiana, se realiza en la comuna de residencia en Italia o en las sedes diplomáticas o consulados italianos en el país de residencia.

Los documentos necesarios son: Certificado de nacimiento, Certificado de buena conducta extendido por autoridades policiales, Certificado de matrimonio, Permiso de Permanencia o Permesso di Soggiorno (si reside en Italia u otro país de la CE), Certificado de Ciudadanía italiana del cónyuge, Estado de familia, Certificado histórico de residencia, eventualmente Certificado del status de refugiado o apátrida (sin ciudadanía). Toda la documentación antes citada, debe ser traducido al italiano por traductor oficial matriculado, certificada y sellada por el país de origen, no tener mas de 6 meses de antigüedad y debe presentarse en original y fotocopia certificada.

Costos de la solicitud de Ciudadanía italiana

Para efectuar el tramite, se deben pagar un contributivo de 200 euro y 14,62 euro de sellados.

Tiempos para el reconocimiento de la Ciudadanía italiana por matrimonio

Todo el procedimiento, desde la presentación de la solicitud, hasta el otorgamiento no debería demorar mas de 730 días o dos años, luego de que, se debe prestar juramento dentro 6 meses en la Comuna de residencia en Italia o el Consulado o sede diplomática.
La ley italiana, establece la posibilidad de tener doble ciudadanía. Si el país de origen del solicitante, no contempla la posibilidad de tener doble ciudadanía, al momento de adquirir la ciudadanía italiana, se perderá la propia ciudadanía.

Así mismo, no es obligatorio por el hecho de ser ciudadano italiano residir en Italia, puede hacerse en cualquier otro país de la Comunidad Europea. Al momento de las elecciones se recibirá la cédula para ir a votar y si se ha establecido residencia en Italia, pero se trabaja en otro país, la ley establece que se deban declarar las ganancias también en Italia y pagar un porcentaje de contributos al Estado Italiano.

En lo personal, teniendo orígenes italianos por parte de mi madre y siendo casado con una italiana por adopción, opte por solicitar la ciudadanía a través de mi esposa, ya que el tramite era “mas corto” por que ya cumplía con los requisitos básicos. No obstante espere casi tres años, siendo ya residente en Italia, donde realice todos los tramites pertinentes.

Separación, Divorcio y Viudez

Que sucede con la ciudadanía italiana en caso de separación o divorcio?

La ley 91/1992 establece los términos para la adquisición de la ciudadanía italiana por matrimonio y dice que:
El ciudadano extranjero o apátrida, casado con un ciudadano italiano pueden adquirir la ciudadanía italiana.
La solicitud puede ser presentada por: el cónyuge de un ciudadano italiano si reside legalmente en Italia desde al menos dos años a partir de la fecha del matrimonio; si es residentes en el extranjero, después de tres años a partir de la fecha del matrimonio.

En esos períodos no deben intervenir en el vinculo del matrimonio: disolución, anulación o terminación de los efectos civiles del matrimonio por medio de una sentencia de divorcio y no deben existir una separación legal, en ese caso se pierde el derecho a solicitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana por matrimonio.
Los citados términos de tiempo, se reducen a la mitad si existe descendencia: niños nacidos o adoptados por los cónyuges.
Es importante considerar que el vínculo conyugal debe persistir al menos hasta la fecha de adquisición de la ciudadanía italiana.

Se puede perder la ciudadanía italiana en caso de separación o divorcio?

No, la ciudadanía italiana se conserva, a excepción de algunos casos y por lo tanto, no se pierde si el fin del matrimonio se lleva a cabo fuera de los plazos previstos por la ley. Por lo tanto, el cónyuge extranjero que obtiene la nacionalidad italiana por matrimonio y lo hace respetando todos los tiempos, no pierde ese reconocimiento en caso de separación o divorcio ulterior.
Las causas de la pérdida de la ciudadanía italiana son muy diferentes y no tienen que ver con la terminación del matrimonio. Esto significa que al final del vínculo conyugal, que puede ser por cualquier razón, no resta nada al derecho de la ciudadanía que se adquiere.

Que sucede con la ciudadanía italiana en caso de muerte de uno de los cónyuges?

La Ley del 15 julio de 2009, n. 94 (DO 170 de 24.7.2009), que entró en vigor por orden de 8 de agosto de 2009 modificó el artículo 5 de la Ley 5 febrero de 1992, n. 91. Desde el 8 de agosto de 2009, por lo tanto, la disolución del matrimonio resulta en la pérdida del derecho a poder adquirir u obtener el reconocimiento de la ciudadanía italiana por matrimonio.
De acuerdo con el artículo 149, del Código Civil el matrimonio se disuelve con la muerte de uno de los cónyuges y en otros casos previstos por la ley (muerte presunta art. 58 del Código Civil). La principal causa de disolución del matrimonio es la muerte de uno de los cónyuges.

La concesión de la ciudadanía decreto no tiene efecto si el ciudadano aspirante no juró ser fiel a la República y de observar la Constitución y las leyes del Estado, dentro de los 6 meses siguientes a la notificación del decreto de la ciudadanía. Por lo tanto, el cónyuge ciudadano italiano debe estar vivo a la fecha del juramento. El aspirante ciudadano italiano que queda viudo antes de que el juramento, no tiene derecho según la legislación vigente para adquirir la ciudadanía por matrimonio.

Compartir:
error: Content is protected !!