Cuando ya me empiece a quedar…. Duro!!

Hace algunos años, trabajando en una oficina medio día, frecuentaba un gimnasio tres veces a la semana y no solo hacia trabajo con pesos, sino también aeróbicos y me sentía una pluma.  Luego me independice y tome otro empleo en contemporáneo y así mi disponibilidad de tiempo, se redujo al punto de dejar por completo la actividad física. Contraje matrimonio y durante el primer año, me hice de 10 kilos, sin darme cuenta y eso sumado a la falta de actividad física, ya me trajo sus complicaciones.

No obstante compre una bicicleta, que era mi único medio de movilidad y como había comprado un piso en la periferia, muchas veces caminaba tanto de ida como de regreso al trabajo por un total de unos 3 kilómetros. Luego, compre un automóvil y ya nadie me movió de aquella cómoda butaca.
Hace un par de años abrieron un gran centro comercial muy cerca de mi casa, y en todo lo que seria la terraza, han construido una esplendida estructura, bien dotada, con canchas para practicar deportes, un parque y toda una pista en torno, que puede servir para bicicletas o correr. Creo que el entusiasmo duro solo el primer mes y luego todo aquello quedo olvidado, pero en perfecto estado de conservación, por que hay guardias de seguridad y cámaras de monitoreo.

Después de años, de no hacer actividades físicas intensivas y continuas, se me ocurrió salir a correr, aprovechando que las jornadas lo permiten y tengo tiempo, además allí extrañamente se encuentra alguna persona, se puede disfrutar del silencio y el aire que llega desde el mar, que en algunas partes del recorrido se ve imponente, ya que esta estructura esta en lo alto, como ya mencione.

Es satisfactorio llegar a casa con ese cansancio y la mente bastante despejada, lo malo es darse cuenta de que el cuerpo esta en pésimas condiciones, dolores en las articulaciones, músculos, poca resistencia y que cada vez, se parece mas a una tortura que a una actividad física…

Compartir:
error: Content is protected !!