Detras de estos muros

Estando aislado, del mundo, no por obligación, sino por elección. Comencé a reflexionar sobre tantas cosas, que me rodean y que forman parte de este mundo y que muchas veces me pasan inadvertidas.

Sin saber por que, un día comencé a quedarme dentro y así paso el tempo y antes que me diera cuenta, ya había pasado un año y después otro. Y no era solamente dentro de un espacio físico, sino también dentro de mi mismo.
Así, de a poco, fui perdiendo la noción de las cosas, de los acontecimientos que el tiempo conlleva, como que: cada día estoy mas viejo, mas corto de vista, menos paciente y mas intolerante. Comencé a perder el olfato y deje de apreciar el perfume de las flores y de la tierra, después de la lluvia. Mis cabellos, comenzaron a cambiar de color y mi columna a inclinarse siempre cada vez mas hacia adelante.

Ya no supe que sucedía a mi alrededor, que hacían los demás o para que me habría levantado ese día, ni siquiera la última cosa que había ingerido. Que tantas cosas podría haber hecho: como ir a caminar por la orilla del mar, o viajar y conocer algún lugar interesante, sentarme en un prado, reír con las pequeñas cosas que suceden a cada momento o simplemente estar en una plaza a ver transcurrir el tiempo.

Si tuviera otra vez 20 años, comenzaría a salir de noche, ir a bailar, a tomar un café, aceptaría las propuestas de mis amigos, que seguramente serian mas. Compraría un disco, cuando me gusta y gastaría dinero sin pensar que mañana, pueda quedarme sin nada. Seria seguramente mas arriesgado, me lanzaría desde el alto, para caer al mar, subiría a los juegos vertiginosos y bebería sin pensar en el que dirán…

Compartir:
error: Content is protected !!