Italia – El italiano medio

Como son los italianos? Como se comportan los italianos con los extranjeros? Como es convivir con los italianos?

En Italia, la población se divide entre el norte y el sur, sea por cultura, tradiciones, modos de vivir y comportarse y fundamentalmente por desarrollo económico. El norte es el polo económico, donde hace mas frío, donde las personas tienen una mentalidad europea, piensan solo en el trabajo, el desarrollo y el bienestar. En el sur, la vida es mas sudamericana, hace menos frío o mas calor, según se lo vea, esta mas cercano el mar y esto influye bastante en el comportamiento de las personas, son mas abiertas, amigables, familieras y dado que en esta zona los recursos económicos son mas reducidos y la gente esta mas acostumbrada a sobrevivir.

Al menos para su modo de ver las cosas. En el norte de Italia, las relaciones humanas se dan sobre todo en el ambiente de trabajo y muchas veces se circunscriben dentro de ese ámbito y basta.
De este modo, se pueden compartir enteras jornadas con un colega, con el que se habla en el mejor de los casos de: Calcio (fútbol), dinero, mujeres u hombres, amantes y el último modelo de celular (móvil) de la Nokia.

Al máximo, puede que te hagan una copia de un cd en mp3 o un video juego. Terminado el turno de trabajo, cada uno a lo suyo y si te he visto, no me lo recuerdo.  Salvo contadas excepciones.
Así, es poco probable que se puedan iniciar relaciones de amistad o que vayan mas allá y allí queda la cosa, sobre todo si se trata de italianos, con respecto a extranjeros.
Además el italiano del norte es muy desconfiado de una parte e interesado de la otra, siempre quieren saber todo sobre ti, pero de ellos, nunca sabrás nada, al menos en lo que hace a su vida privada.

Digamos que tienen un comportamiento hipócrita. Al sud de Italia, las cosas son diametralmente opuestas en la mayoría de los casos y no es extraño que te cuenten vida, obra y milagros de sus familiares y amigos, que te inviten o acompañen a conocer algún lugar de interés, te lleven a cena en: “una pizzeria, donde hacen la mejor pizza de la zona” o incluso en sus propias casas.

Desde el punto de vista humano, esto es muy enriquecedor y a la vez intregrativo, sobre todo para quienes como en mi caso, si bien tenemos la ciudadanía, estamos y estaremos siempre jugando de la parte del visitante. El italiano medio, de las generaciones post-guerra, piensa sobre todo al bienestar y a consumir en modo muchas veces indiscriminado, además aquí, quien ha tenido la fortuna de acceder a un puesto fijo en un empleo, pues puede acceder a todo genero productos y cosas muebles e inmuebles, sin importar el precio, por que el crédito esta siempre disponible.

Por otro lado, los padres son muy sobre protectores con los hijos y no permitirán jamás que puedan pasar algún genero de necesidad y de este modo es muy normal que las familias que en general son núcleos de tres o cuatro personas al máximo, convivan a largo termine. En el caso de hijos varones, sobre todo, casi con 40 años están aun bajo el amparo de la familia y viviendo en casa de los padres, hasta que algún día contraerán matrimonio o sus padres ya no estarán mas y tomaran el poseso total de sus bienes. Y aunque decida irse, siempre contara con el apoyo, sobre todo económico de la familia.

Si un hijo decide casarse, pues sus padres le compraran la casa o le darán una de las casas que han heredado de los abuelos, en la mayoría de los casos, esto amen de que luego tendrá la casa equipada al máximo, con el último grito de la tecnología y el design italiano. Los vehículos en general, son muy accesibles sea nuevos o usados y sobre todo disponiendo de la posibilidad de pagarlo cómodamente, cuando se ha terminado de pagar uno, pues ya se piensa al próximo modelo.
Apenas se tiene la mayoría de edad, lo primero es comprar “la macchina”, si es que no viene regalada.

Cada 5 años, máximo 10, hay que pintar la casa y es una excusa excelente para cambiar aquellos, viejos muebles y artefactos.
Después, siempre con un empleo fijo, se comienza a pagar el viaje de los sueños, el tv al plasma de última generación de 60″, aunque se viva en un apartamento de 30mts cuadrados, el ordenador y la play-station, el celular que te toma la fiebre, saca fotos bajo el agua y te permite de ver la tv mientras estas en el baño y todo genero de productos que permitan destacarse del resto. Y todo esto con un sueldo promedio de 1.050 euro al mes, que si no es suficiente, pues siempre esta “la mamma“, para cubrir el resto.

Compartir:
error: Content is protected !!