Empleo en Italia en tiempos de crisis

Actualmente existe un gran numero de desocupados en Italia, en su mayoría desde hace mas de un año, algunos víctimas de esta última crisis, otros que ya desde hace algún tiempo están en la búsqueda de un empleo y el problema no es mas localizado por regiones, sino que se extiende a lo largo de la península.

Según las cifras oficiales serian en torno a 2 millones y medio de personas que corren detrás de alguna posibilidad. La mitad de los mismos son mas jóvenes de 35 años, entre ellos 200 mil son profesionales con un diploma universitario y 700 mil con un titulo de estudios de escuela media y uno de cada cinco de los restantes tiene mas de 45 años de edad. Claramente estas cifras no contienen a quienes a fuerza de no encontrar un trabajo han desistido de seguir buscando.

Las empresas que publican anuncios ofreciendo empleo en Italia reciben en media un centenar de candidaturas para cada nuevo puesto disponible, con picos que en algunos casos llegan a los mil curriculum vitae presentados.
Disminuye el numero de candidatos de proveniencia extranjera y aumenta el numero de italianos, generalmente con una calificación profesional alta.

Las empresas ofrecen puestos de trabajo autónomo, es decir, personas que trabajan para una empresa pero inscriptos como profesionales autónomos, con numero de IVA, que pagan sus propios aportes previsionales y se hacen cargo de los impuestos que corresponden. Este fenómeno se registra sobre todo en el sector comercial, donde la oferta de trabajo no solo no ha disminuido, sino que esta en permanente expansión, en pro de aumentar las ventas y el movimiento económico.
La oferta laboral en Italia pasa por internet, cada día se encuentran mas sitios con anuncios de empleo y donde ofrecer la propia candidatura, como así también, las mismas empresas han agregado esta funcionalidad en sus sitios web oficiales.

Cada día se exige mayor capacitación y nivel de instrucción o las ofertas se limitan solo a la mano de obra calificada y experimentada, a su vez aumentando el numero de funciones a cubrir o realizar por parte del candidato.
La cantidad de jóvenes que se ve obligada a seguir viviendo con sus familiares, aun habiendo superado los 30 años de edad, se ha triplicado en los últimos 20 años, muchos no tienen experiencia de trabajo, no obstante haber obtenido un titulo universitario, participado en concursos públicos o haber asistido a programas de capacitación profesional.

La triste realidad es que no hay empleo en esta parte del mundo y a esto se suma el fenómeno arraigado de la especulación, pues por un lado existe la crisis, pero también esta la posibilidad de las ayudas de parte del Estado italiano y de los fondos de la Comunidad Europea. En virtud de esto, cada uno hace sus cuentas a fin de salir indemne o al menos poder sacar una buena tajada y en medio quedan los excluidos del sistema laboral.

Compartir:
error: Content is protected !!