Empleos en Italia y Europa

Hay empleo en Italia? Donde conseguir empleo en Europa?

Empleos en Europa

La Banca Central Europea, ha publicado un estudio sobre los factores que están detrás de la reciente recuperación del empleo en la zona del Euro y en un párrafo se refiere a la península diciendo que: En Italia, la crisis ha tenido un impacto negativo en el empleo en general, mucho más persistente y se ha mantenido casi sin cambios, en contraste con toda la zona del Euro. La tendencia del empleo ha seguido distintos perfiles en las cuatro principales economías de la zona del euro desde el estallido de la crisis en 2008.

Empleos en Europa

El estudio publicado por la BCE da algunos detalles sobre los empleos en Europa. Si en Alemania el número de empleados ha aumentado casi continuamente desde el comienzo de la recesión en 2008, España registró descensos continuos en puestos de trabajo hasta el reciente punto de inflexión reciente. Como resultado, Alemania puede mostrar ahora un aumento del empleo en un 5% respecto a los niveles registrados antes de la crisis. En el segundo lugar se encuentran Luxemburgo y Malta, mientras que la cifra correspondiente a España es de un 15% menor que el máximo alcanzado antes de la crisis, a pesar de la fuerte recuperación observado recientemente. En Francia se elevó el número de empleos, apenas por encima de los niveles previos a la crisis, y esto se debe en gran medida al aumento sustancial de los empleos públicos. Por último, Italia, donde los niveles de empleo se han mantenido prácticamente sin cambios.

El desempleo sigue siendo alto en la zona del Euro y de mantenerse este ritmo, serán necesarios muchos años para que sea posible regresar a los niveles anteriores a la crisis. Con aproximadamente 7 millones de personas (el 5% de la población activa) que actualmente trabajan a tiempo parcial por falta de empleo a tiempo completo y con más de 6 millones de trabajadores desanimados (aquellos que han dejado de buscar un trabajo y se han retirado del mercado de empleos), el mercado de trabajo en la zona del Euro sigue siendo significativamente más débil de lo que indican los niveles de desempleo por sí solos. De hecho, mientras que el nivel de desempleo en el área del Euro, se ha reducido del 50% desde mediados de 2013, los parámetros más amplios de exceso de oferta laboral, que tienen en cuenta los segmentos de población que tienen que conformarse con un empleo a tiempo parcial o que se retiraron del mercado de trabajo siguen siendo altos.

El estudio de la Banca Central Europea continua con: Los más recientes indicadores de corto plazo de la situación económica de la zona Euro señalan la continuidad de un crecimiento moderado del PBI en los próximos meses y se espera que la recuperación de la actividad económica continuará, con un número de factores en apoyo de la demanda interna. El Banco Central Europeo dice que el efecto de las medidas de política monetaria acomodaticia del BCE se sigue transmitiendo a la economía real, la flexibilización de las condiciones de concesión de crédito, y de este modo se esta fomentando una mayor inversión de las empresas. El bajo nivel de los precios del petróleo, ha permitido el aumento el poder adquisitivo de las familias y la rentabilidad de las empresas, estimulando el consumo privado y la inversión. Sin embargo, la recuperación económica sigue con débiles perspectivas de crecimiento en los mercados emergentes y es moderado en el comercio internacional.

Euro

Empleos en Italia

En Italia se eleva nuevamente el nivel de desempleo en abril de 2016, pero al mismo tiempo hay un crecimiento en el empleo. Según lo publicado por el Instituto Nacional Italiano de Estadísticas (Istat), esto se puede explicar con el aumento de la participación en el mercado laboral, gracias a la caída de los inactivos (personas que no tienen un trabajo y han dejado de buscarlo). El nivel de desempleo a nivel nacional en Italia se eleva al 11,7%, con picos que llegan al 40% en las regiones del sur de la península. Los desempleados en Italia son 2.986 millones de dólares, un incremento de 50.000 unidades de marzo y por 93.000 unidades en abril de 2015. En abril de 2016, se registra un creciente desempleo juvenil en Italia, que se remonta al 36,9%.

En Italia existen dos millones y medio de jóvenes de entre 15 y 29 años que no estudian y no trabajan. Según los datos desde 2013, se trata del 26% de los menores de 30 años de edad, más de 1 de cada 4. El Istat señala en el informe “Noi Italia“. En Europa solo esta peor Grecia con un 28,9%. Los jóvenes desocupados en Italia son tres veces mas que en Alemania que registra un 8,7% y casi el doble que en Francia con el 13,8%.

En el informe del Istat, también certifica que desde el 2013 el 23,4% de los hogares en Italia, vive en dificultades económicas, para un total de 14,6 millones de personas. Las estadísticas se basan en el indicador de la pobreza, que se activa cuando se producen al menos tres síntomas, (después de los cuatro se habla de la privación grave) en un conjunto de nueve. La lista de factores de riesgo de pobreza, comienza con dificultades como el no ser capaz de soportar de gastos inesperados y la acumulación de atrasos en los pagos de facturas como una hipoteca, el alquiler o los servicios.

En Italia, según el informe de Istat, son más de 10 millones de personas las que se encuentran en condiciones de pobreza relativa, con gastos por debajo del umbral de referencia. Esto es el 16,6% de la población italiana. La pobreza absoluta, que no permite tener un nivel de vida aceptable, afecta a un 7,9% de los hogares en Italia, para un total de cerca de 6 millones de ciudadanos.

El informe del Istat sobre Italia continua con: Aumento el numero de personas graduadas en estudios, pero Italia esta lejos del objetivo del 40%. Poseen un título universitario solo el 22,4% de las personas de entre 30 y 34 años de edad, una crecimiento de 6,8 puntos porcentuales entre 2004 y 2013, pero todavía lejos del objetivo del 40% fijado por la Comisión Europea en el marco de la Estrategia Europa 2020. La proporción del gasto en educación y capacitación sobre el PBI en Italia es del 4,2% en 2012, valor cercano al de Alemania y España, pero inferior a la media europea que es del 5,3%.

Otro dato que se desprende del informe de Istat, es que la población italiana está envejeciendo. Al 1 de enero 2014 se cuentan 154,1 personas ancianas por cada 100 jóvenes. La Liguria se confirma como la región con mayor cantidad de personas ancianas, mientras que la Campania es la región con mayor cantidad de población joven. En Europa, sólo Alemania tiene un índice de envejecimiento más pronunciado, con 158,4 ancianos por cada 100 jóvenes. El envejecimiento de la población y los cambios sociodemográficos haber aumentado la incidencia de los hogares en los que habita una sola persona en la última década, llegando a un 31,2% del total, frente al 24,9% del año 2001. En 2013, la esperanza media de vida de las mujeres es 84,6 años, la de los hombres 79,8 años, entre los más largos de la Unión Europea.

Italia Rural

Empleos en Italia y Europa

El paro de larga duración se está convirtiendo en un problema estructural en Europa: Grecia, España y Croacia los más afectados por este fenómeno. Italia, según un estudio realizado por la Fundación Bertelsmann de Alemania piensa, ocupa el séptimo lugar de veintiocho de la Unión Europea, con la tasa de desempleo más alta en el largo plazo respecto al porcentaje de la población activa. Cuanto más tiempo una persona permanece sin un empleo, mayores serán las dificultades para volver a entrar en el mercado laboral. El desempleo prolongado afecta principalmente a las personas más jóvenes en Italia.

En Europa en 2015 hay 22 millones de parados, de los cuales al menos la mitad se mantuvo en paro durante más de un año y un tercio durante más de dos años. En Italia, si se suman los inactivos que tienen intenciones de trabajar y los desocupado de larga duración, se llega al 13,3% de la población activa que está en paro constantemente, casi como en España y Grecia con el 14,3% y el 15,6% respectivamente.

En Italia, de hecho, se registra la tasa más alta de desempleo oculto, con un 9,1% de la población inactiva en edad de trabajar, es decir, los trabajadores fuera del mercado laboral, no incluidos en los datos de Eurostat, que desalentados por la falta de oportunidades han abandonado la búsqueda de un empleo y no participan en los programas de formación, pero les gustaría trabajar.
Dos terceras partes de los parados en Italia, el 59,1%, no tienen un empleo desde hace más de un año. Los únicos países que superan este nivel de desempleo de larga duración son: Grecia, Bulgaria, Eslovaquia y Croacia.

Estos datos, según el informe, significan que el desempleo es más bien arraigado en Italia: 40% de los parados están sin trabajo durante más de dos años. En referencia al empleo juvenil, Italia es uno de los países con mayor tasa de desempleo de largo plazo para los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, lo que significa un 20%, contra el promedio de la Unión Europea que es del 14,7%. Mientras que sólo el 7,2% de los parados de largo plazo en Italia, está representado por una franja de edad superior, que va desde los 30 a los 64 años de edad. Esto coloca a Italia en segundo lugar, detrás de Rumania, en el porcentaje más bajo entre los desocupados a largo plazo de este grupo de edad. Los trabajadores de una edad más avanzada, en Italia parecen tener más garantías contra el desempleo, según el estudio.

En 2013 dos tercios de la población de la Unión Europea estuvo inactivo, no trabajaba y no participaba en programas de formación y era representado mayormente por las mujeres. Pero las mujeres también son los que siempre muestran una mayor disposición a trabajar. En general, en la mayoría de países de la UE entre 2008 y 2014 se ha incrementado entre la población inactiva la voluntad de tener un trabajo. El paro de larga duración se ha convertido en un fenómeno de masas en algunos países y representa una amenaza para la recuperación económica en Europa. No sólo afecta a las finanzas públicas, también tiene un impacto negativo sobre las personas que quedan fuera del mercado laboral durante demasiado tiempo y por lo tanto pierden la confianza en los gobiernos y en la economía de mercado.

I tartassati e non solo loro...

El riesgo mas elevado de desempleo a largo plazo, alcanza a aquellas personas con bajo nivel de cualificación en casi todos los estados de la Unión Europea, un 5,9% y esto se aplica también a Italia: en 2014 casi el 10,9% de las personas poco cualificadas estaban en paro durante más de un año en comparación con el 7,1% de las personas con un nivel medio de conocimientos y el 3,8% de los altamente cualificado. Uno de cada dos de los parados durante más de un año tiene un bajo nivel de instrucción y cualificación, representa el 47,3%, mientras que el 43,1% tiene un nivel de instrucción medio y el 9,6% está altamente calificado.

En países como Grecia, España y Croacia, el desempleo a largo plazo también afecta fuertemente a los trabajadores con nivel de formación medio (10%) y altamente calificados (más del 5%). En países con altos niveles de inactividad a largo plazo se evidencia una creciente falta de encuentro entre la oferta y la demanda en el mercado laboral.

En Europa, en general, según la investigación, que requeriría una reforma de los servicios públicos de empleo para hacerlos más eficientes, lo que en Italia es un verdadero problema. En 2013 el número de parados registrados en los servicios de empleo en la UE era inferior al 50%. Europa debería aumentar el presupuesto destinado a apoyar medidas para facilitar el retorno de los desempleados en el mercado laboral. Italia En particular, debería aumentar los recursos para los subsidios de desempleo y la asistencia social, que son hasta ahora todavía escasos y en su lugar podrían conducir a una estrategia más equilibrada para reintegrar la población inactivas y en paro.

Compartir:
error: Content is protected !!