Italia – I giorni della Merla

Que son los días de la merla? Desde hoy y por los próximos tres días, es decir 29, 30 y 31 de Enero, aquí en Italia se dice que son los días mas fríos del invierno o giorni della merla.

Melro-de-peito-branco (Turdus torquatus) Melro-de-colar

La tradición cuenta que los tres últimos días del primer mes del año, se les recuerde como I giorni della Merla o los días del Mirlo, indica uno de los periodos más fríos del invierno. De dónde se originó esta creencia, que ahora se convirtió en parte de la vida de los italianos? Hay muchas versiones que explican el origen de esta leyenda, algunas muy similares y otras muy diferentes, pero que en conjunto, tienen un único protagonista: un Merla o hembra de Mirlo.

La primera version, nacida en tiempos muy lejanos, cuando el mes de enero todavía no tenia 31 días, sólo 28. Se dice que enero fuera un mes particularmente bromista y con un poco de envidia, sobre todo con un Merla, muy admirada por su gran pico amarillo y el plumaje de un color blanco muy puro. Por este motivo, este mes de enero disfrutó con atormentarla y cada vez que el ave salia en busca de alimento, le desataba una fuerte tormenta de viento y nieve.

Por este motivo, la Merla muy molesta decidió ser mas inteligente y al año siguiente hizo acumulación de un buen suministro de comida en su nido, de forma que se mantuvo sin problemas durante los 28 días sin salir. Después de 28 días, la Merla salió del nido y comenzó a burlarse de enero. Por este motivo enero ofendido, se tomó parte de los días de su hermano febrero, que en ese entonces contaba con 31 días y le pidió prestado 3 días para poder vengarse de la Merla.

Fue así, que enero desató una tremenda tormenta de nieve que se prolongó durante los 3 días. La Merla, que había salido de su nido para buscar provisiones no pudo regresar a causa del fuerte viento y se refugio en una chimenea. Después de estos tres días pudo salir de la chimenea sana y salva, pero sus plumas blancas se habían convertido en color negro a causa del humo y el hollín. Desde entonces, enero tiene siempre 31 días y mirlos siempre tienen su plumaje negro.

La segunda versión se situa en Milano, la capital de Lombardía y tiene como protagonistas a una mirla, y sus tres pichones. Estos habían llegado a la ciudad de Milan a finales del verano y había organizado su refugio en un árbol alto en el patio de un edificio situado en la Porta Nuova y luego para el invierno debajo de los aleros, al abrigo de la nieve que ese año fue particularmente abundante .

El frío hacia que fuera muy difícil para la mirla encontrar las provisiones para alimentarse, por lo que se vio obligado a volar durante toda la jornada en busca de alimento, que sin embargo, era cada vez más escaso. Un día, la mirla decidió volar mas alla de las zonas nevadas para encontrar un refugio más acogedor para su familia. Mientras tanto la nieve continuaba a caer, por lo que la mirla, para proteger del frío a su prole, trasladó el nido a un tejado cercano, donde se encontraba una chimenea de la que salia un poco de calor.

La tormenta mantuvo alejada a la mirla de casa durante tres días, los últimos del mes de enero. Cuando regresó, casi no reconocía a su familia, pues se habían convertido todos sus plumajes a negro por causa del humo que emanaba de la chimenea. En el primer día del mes de febrero, finalmente apareció un sol de invierno pálido y todos pudieron salir del nido. También la mirla se había oscurecido en contacto con el hollín. Desde entonces, los mirlos nacen todos negros nacidos y los mirlos blancos se convirtieron en una rara excepción.

Compartir:
error: Content is protected !!