Italia – Crónica de la Pandemia de Coronavirus

Ya han pasado dos meses que estamos encerrados en casa por la pandemia de coronavirus y la situación italiana esta evolucionando con mucha lentitud, aunque nadie sabe aun como puede continuar, pues se prevé la segunda fase de este proceso que debería iniciar en los primeros días de mayo de 2020, con un progresivo retorno a las actividades en las diferentes regiones de Italia, al menos es lo que se esta programando.

Paesaggio impressionista

El animo en la sociedad italiana ha ido cambiando y bastante rápido, se paso de cantar en los balcones y aplaudir a los trabajadores de la sanidad a hacer de espías, denunciar a los transgresores, insultarlos e incluso en algunos casos llegar a las agresiones materiales e incluso físicas. Hay mucha exasperación, malcontento, con esta situación creada por la pandemia de coronavirus, con el actual gobierno y mucha incerteza sobre la situación que nos espera en los próximos meses.

El gobierno italiano ya ha anunciado que los niños no regresaran a las escuelas para completar el año lectivo, por los riesgos que esto comportaría para la sociedad en relación a la difusión de la pandemia de coronavirus. Por lo tanto, se tendrían que organizar las actividades para un normal retorno, pasado el verano, en septiembre de 2020. Por el momento se trata de continuar con las video lecciones, que duran al máximo dos horas por día, cuando se logran realizar.

Un retorno a la normalidad, se ve como algo muy lejano. Serán necesarios no solo tomar todos los recaudos y precauciones para el contacto humano, sino que también hay que considerar que para muchas familias ya nada sera como antes. Son muchos quienes han perdido el empleo o lo harán en el próximo futuro. Muchas familias contaban con el sostén social y económico de sus familiares mas ancianos, muchos de los cuales ya no están o simplemente no pueden seguir cumpliendo su función por los riesgos sanitarios que esto conlleva.

Según las previsiones, Italia sera uno de los países a nivel europeo y mundial mas afectados económicamente como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Las perdidas económicas que ha sufrido, sufre y sufrirá en el inmediato son verdaderamente importantes, en realidad lo mas probable es que no sabremos nunca cuanto es grande el daño, pero en esta situación de emergencia y confusión general, se han producido situaciones de todo tipo, irregularidades y abusos que pagaremos en los próximos años y en las futuras generaciones.

La especulación y el oportunismo de parte de verdaderos delincuentes que se están viendo en este periodo de emergencia, que salen a la luz cotidianamente y que conoceremos de seguro en el futuro, nos están afectando a todos. Los precios han experimentado una fuerte suba en casi todos los sectores, una inflación injustificada en la mayoría de los casos y que vemos cada vez que vamos a hacer compras. El libre mercado, la gran demanda de muchos productos, la falta de controles y la falta de escrúpulos están haciendo graves daños a los bolsillos de los habitantes, que ya se ven afectados por la falta de actividad económica y además deben pagar a caro precio los bienes que necesitan.

A nivel sanitario, el Estado italiano ha tenido que ceder en muchos casos a abusos en la compra de materiales necesarios para combatir la pandemia de coronavirus. Son muchos los casos denunciados o que se han conocido, en los que se han pagado a precios estratosféricos equipos profesionales y dispositivos de protección, que en mas de una ocasión han resultado no idóneos para el uso que se les quiere dar. Los consumidores, igualmente nos enfrentamos a precios exorbitantes en lo que se refiere a mascaras, guantes y desinfectantes. El gobierno ha anunciado que habrá una reglamentación en este sentido próximamente, igual el daño ya esta hecho.

El precio internacional del petróleo ha descendido a sus mínimos históricos, pero en las estaciones de servicio el precio se mantiene igual o incluso ha aumentando, pues habiendo disminuido el consumo, dada la poca movilidad a la que estamos obligados, los gestores tratan de recuperar las perdidas en los precios. A esto hay que agregarle que el precio final de los carburantes en Italia tiene una carga fiscal del 60%, por lo que los márgenes de variación resultan muy reducidos.

Sin embargo y pese a que en Italia se han establecido reglas muy severas para controlar el movimiento de las personas en todo el territorio nacional y las actividades económicas que han podido seguir desarrollando su producción, estas limitaciones no han sido aplicadas de igual modo en toda la península. En varias regiones del norte, en especial en: Lombardía, Piemonte, Véneto y Emilia Romagna, son muchísimas las empresas que nunca se han detenido o han continuado normalmente. Esto ha sido en muchos casos, gracias la complacencia de funcionarios y políticos de turno que han favorecido a muchos empresarios e industriales, que en algunos casos han hecho lo imposible para que las restricciones no les fueran impuestas.

La cantidad de contagios de coronavirus y las victimas fatales en algunas regiones del centro sud de Italia se han ido reduciendo paulatinamente e incluso acerado en algunos casos. En otras regiones del norte de la península, lamentablemente se mantienen estables y los números no son para nada alentadores, no obstante, serán estas las primeras regiones a ponerse en marcha y cuando se libere la posibilidad de movimiento en todo el territorio nacional, veremos que es lo que pueda suceder. Si la situación volviera a precipitarse, solo Dios sabe como se pueda afrontar este tipo de consecuencias, que serian aun mas devastadoras.

Paesaggio impressionista

Este sera un verano atípico en Italia y Europa en general. Aun no se han establecido claramente las medidas preventivas de la pandemia de coronavirus, pero es muy probable que no se pueda viajar mas allá de las fronteras hasta el próximo año o hasta que se encuentre una vacuna salvadora. Las playas serán equipadas con dispositivos para mantener el distanciamiento social, como así también las demás actividades, como la gastronomía en la que ya se están estudiando cabinas de separación entre las mesas. Establecer sistemas de turnos y reservas, lo que en un país caótico como Italia, seguramente no podrá obtener grandes resultados.

En los medios de transporte publico, también se están estudiando limites de carga de pasajeros y distancia entre los mismos, lo que comportara no pocos inconvenientes, aumentos del servicio y que no pocos usuarios opten por renunciar a los mismos y prefieran moverse en autonomía con sus propios vehículos. En las distintas actividades laborales, se aumentaran los turnos y los días de la semana en los que sera necesario ir a trabajar. Las familias con niños deberán hacer acrobacias para poder acomodar todas las actividades y compromisos.

El gobierno italiano ha estudiado e implementado una serie de ayudas económicas para evitar el colapso total de la economía familiar y la quiebra de muchas pequeñas y medianas empresas y actividades autónomas. Son millones las familias italianas que subsisten con un rédito mínimo, empleos precarios o gracias a la ayuda familiar, pues viven de las jubilaciones y pensiones de sus padres, muchos de los cuales ya no están como consecuencia de la pandemia de coronavirus y en esta situación de emergencia, mas allá de las victimas humanas, las victimas económicas serán aun muchas mas lamentablemente.

La mayor actividad económica italiana, es decir la criminalidad organizada, esta ya refregándose las manos, pues cuenta con el capital necesario para financiar o dar sostén económico a muchos empresarios y personas en dificultad, para luego extorsionarlos y cosechar ganancias siderales. Este es uno de los mayores temores no solo del gobierno italiano, sino también de la Comunidad Europea, que ha manifestado en repetidas oportunidades su voluntad de no ayudar económicamente al Estado italiano en esta emergencia, pues sabe que una buena feta de esos fondos, seguramente van a ir a parar a las manos de los delincuentes.

La reconstrucción de la economía y la actividad productiva italiana va a abrir muchas oportunidades para que la criminalidad organizada pueda intervenir a través de sus empresas, políticos, funcionarios y demás colaboradores. Ya se han descubierto numerosos ilícitos en los que se los ve involucrados. La urgencia en el satisfacer las necesidades en esta emergencia creada por la pandemia de coronavirus esta dando lugar a todo tipo de abusos y oportunidades de hacer grandes ganancias.

Al mismo tiempo, la extrema derecha italiana, los movimientos pro fascismo, están minando los ya débiles cimientos sobre los que se mantiene el actual gobierno y quieren a toda costa aumentar su espacio de poder y llegar a dirigir los destinos de esta península con poderes ilimitados. Con campañas de desprestigio y haciendo circular noticias falsas e hipótesis catastróficas, alimentan el miedo y en algunos casos el pánico al que ya están expuestos los ciudadanos italianos. Apenas sea posible, deberán realizarse elecciones y los escenarios son poco alentadores. Este maldito coronavirus se esta llevando una entera generación, la memoria de este país.

Paesaggio impressionista

En vista de las próximas cosechas de estación, el actual gobierno italiano esta estudiando regularizar a muchos inmigrantes extranjeros, ya presentes en el territorio que por los mas diversos motivos están sin empleo o sin documentación, en lugar de hacer un nuevo llamado a trabajadores de temporada, como se hace habitualmente, podría ser una nueva sanatoria, aunque aun no hay nada de definitivo. Son muchos los italianos que también podrían ocupar estos empleos, por lo que las medidas que se tomaran a breve deben ser aplicadas con atención a los fines de evitar mayores inconvenientes.

Para los inmigrantes extranjeros, las perspectivas no son de las mejores, incluso para quienes ya vivimos desde hace años en Italia. Esta pandemia de coronavirus ha profundizado las diferencias sociales, en cuanto se abran las puertas y se permita salir a las calles libremente, se comiencen a buscar empleos, muchas empresas anuncien su cese de actividades como ya lo están anticipando y comience la carrera por la salvación de los que mas puedan, las cosas se van a poner verdaderamente feas para todos. Es muy probable que Italia y Europa se cierren a la inmigración por los próximos años. Pasara la pandemia, pero nada volverá a ser como antes.

Compartir:
error: Content is protected !!