Italia – Dos Tipos con Suerte

Quien no ha visto alguna vez, esas películas estilo western, pero con un toque de comedia, protagonizados por un rubio y un compañero grande y musculoso que se ven implicados en miles de problemas y terminan poniendo a todos fuera de combate a puro golpe de puño? Seguramente mas de uno habrá pensado que se trataba de actores norteamericanos, sin embargo son dos actores italianos, que luego de conquistar Hollywood, lograron un amplio espacio en la tv italiana.

Carlo Pedersoli (Bud Spencer), napolitano que ya cuenta 78 años de edad y Mario Girotti (Terence Hill), veneziano de 68 años, se conocieron en 1967 durante el rodaje de un film llamado: “Dios perdona… Yo no!” y de allí en mas, este duo realizo 17 de films que pasaron a la historia, consagrándolos como los “maestros de golpes de puño”, que han divertido a enteras generaciones y que en Italia, son proyectados periódicamente hasta hoy.

En Italia han sido protagonistas de series televisivas, algunas de las cuales llevan varias temporadas como el caso de Don Matteo con Terence Hill o con simples apariciones en alguna que otra película o programa.

Bud Spencer era una campeón de natación, que nacido en una familia napolitana, se traslado luego a Roma y de allí a sudamerica, pasando por Brasil y Argentina, donde vivió y trabajo en tareas que nada tenían que ver con su futuro cinematografico. Llego a los EEUU para hacer parte con rol secundario en una película de los años 50: Quo Vadis, elegido por su impresionante fisico.

En los años 60, se une en matrimonio con la hija de un productor cinematografico italiano. Su interés principal no era el cine, por lo que tambien se dedico a la composición de canciones italianas para un importante sello discografico. A fines de los años 60, se le presento la oferta de un rol principal en una película teniendo como coprotagonista a Terence Hill, el resto ya es la historia que todos conocemos.

Terence Hill, por su parte, es hijo de una mujer alemana y paso gran parte de su infancia en Alemania hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, tambien amante de la natación y con tendencia a exhibirse y demostrar algunos dotes de actuación, que lo llevo por casualidad a ser descubierto por el director italiano Dino Risi, que en los años 50 le propuso participar en una película: Vacanze con il gangster.

Luego fue convocado por el director italiano Lucino Visconti, para participar en el famoso film: Il Gattopardo, donde ya se consagro como actor y de allí a los EEUU, el paso fu breve, para participar en el neo-spaghetti-western, donde conoció a Bud Spencer.

Compartir:
error: Content is protected !!