Italia – Palio d’Isola Dovarase

Una de las manifestaciones populares tradicionales de Italia es el denominado “Palio“, es decir una competencia que va acompañada de festejos, ya que sustancialmente se trata de un evento de conmemoración. Existen distintos Palios que se celebran cada año en distintas ciudades, siendo el mas conocido a nivel mundial y que incluso se transmite en directo por la RAI, es el “Palio di Siena”, que tiene como punto culmine una competencia con caballos en torno a una plaza de esa ciudad.

Estos eventos tienen orígenes muy antiguos y por lo tanto, toda la ciudad y sus habitantes, se visten para la ocasión con hábitos de aquella época. La población se divide en “Contradas” o equipos, que compiten y tienen sus favoritos para distintas disciplinas o para alguna en particular, que van desde carreras de caballos como he mencionado y que últimamente están siendo combatidas por la organizaciones ecologistas y desapareciendo, a juegos de destreza y manifestaciones artísticas de distintos géneros.

Cada Contrada, tiene su estandarte, que debe honorar y defender y si bien para quienes asisten al evento como un atractivo, no representa mas que eso, para quienes participan y habitan en el lugar, es mucho mas, es como una escuadra de fútbol o una scola do samba, para dar un ejemplo y se preparan durante todo el año y se emocionan y enfervorizan y muestran su orgullo. He tenido oportunidad de participar a una de estas manifestaciones hace un par de años y para quienes venimos del nuevo continente, es realmente como zambullirse en un libro de historia.

En Isola Dovarese, provincia de Cremona, en Lombardía, norte de Italia, un pueblo en medio de la llanura, que por una cuestión geográfica, que no he logrado entender, llaman “isla”. Este Palio, que se realiza desde 1966 conmemora el matrimonio de los nobles que gobernaban el lugar Anna Dovara y Filippino Gonzaga de fines del 400.

La manifestación dura 3 días a mediados del mes de septiembre. Es impresionante ver, como se ha trabajado para lograr la ambientación, hasta en los mìnimos detalles: para quienes asisten vestidos con hábitos medievales, el ingreso es gratuito, existe un “Banco”, donde el dinero se cambia por “quatrini“, que son monedas de la época, hechas acuñar especialmente y que replican los originales.

Se come y se bebe con utensilios iguales a los originales, se ofrecen productos típicos y las “tabernas”, están amuebladas como en aquel entonces. También hay a disposición, artesanías y juegos de época y a cada lado de las calles, se establecen: herreros, luthiers, mendigos, acróbatas, adivinos, monjes, etc. La manifestación, llega a su punto culmine con la entrega de premios a los vencedores y una representación cuando ya se ha ido el sol, con caballeros armados y fuegos.

Compartir:
error: Content is protected !!