Italia – Visitando y descubriendo Milano

Italia – Visitando y descubriendo Milano

La ciudad de Milano, capital de la región Lombardia en el norte de la península, es una de las metas mas interesantes y que no deben faltar en la agenda de viaje por Italia, donde sera posible visitar muchos lugares interesantes y mundialmente reconocidos y también descubrir algunos rincones interesantes y que vale la pena conocer.
En este post, haré referencia a algunos rincones de la ciudad de Milano, que seguramente serán una novedad para muchos lectores y que muy probablemente serán incluidos en el próximo recorrido de esta ciudad lombarda de muchos visitantes y curiosos.

Albergo Diurno Venezia - Abandoned daytime hotel

Albergo Diurno Venezia

En Milán existe una escalera del tiempo. Sólo hay que descender unos pocos peldaños para ser proyectados de nuevo a los años de la Belle Epoque. En Corso Buenos Aires, bajo la Piazza Oberdan. Al lado de una escalera de entrada al subterráneo de Porta Venezia. Es la entrada del Albergue Diurno Venezia, construido en 1925 para proporcionar un servicio de primera clase a los viajeros y también para dar a las personas pobres y sin sanitarios en sus casas la oportunidad de bañarse correctamente. Contaba con 30 cabinas de baño, 6 cabinas de ducha con vestidor, 10 aseos, 2 WC, una sala de vestuario y utensilios de planchado, un bar de refrescos, una agencia de correos, salones para las negociaciones comerciales, las ventas de flores frescas, artículos de papelería, revistas y periódicos, una oficina bancaria, un negocio de agencia, un salón de belleza para hombres y mujeres, una manicura, un puesto de archivero, dos cabinas telefónicas, escritorios en el medio de la sala, una oficina de copias a máquina, un pequeño depósito equipaje, una agencia de viajes, una sala para guardar las bicicletas con custodia, los gabinetes de la decencia, lugares para limpiabotas. La estructura se mantuvo funcionando hasta los años 80. Luego de una limpieza general, desde marzo de 2014 esta abierto al publico.

Milano [Santo Sepolcro]

Piazza e Chiesa del Santo Sepolcro

La plaza, junto con el conjunto de la Ambrosiana, corresponde al área ocupada en la época romana por el Foro. La Iglesia del Santo Sepulcro se fundó en el siglo IX, pero reconstruida justo después de la Primera Cruzada (1096 a 1099) en imitación del Santo Sepulcro de Jerusalén. La iglesia románica de tres naves con balcón de las mujeres y la cripta, hay algunos bocetos famosos de Leonardo.

Entre las esbeltas columnas que caracterizan a la cripta se encontró un pavimento de mármol, probablemente perteneciente al antiguo Foro Romano.
Por voluntad del cardenal Federico Borromeo, el interior de la iglesia es restaurado en 1605, que reemplazó los pilares anteriores: ocho columnas de granito con capiteles corintios, suprimiendo el balcón de las mujeres. La fachada, que ya fuera reconstruida en el siglo XVIII, fue reconstruida en 1894-97 en las formas del románico lombardo.

También en la plaza frente a la Biblioteca Ambrosiana, con el atrio entrada a dos aguas antes del gran Fediriciana y Palacio Brown, de los cuales siguen siendo sólo el portal del siglo XV, insertado en una fachada del siglo XVIII, y muchos elementos del patio interior. En 1937, se convirtió en la sede de la Federación fascista, fue ampliando por Piero Portaluppi que realizo la torre del lado este.

Milan, Italie: église San Paolo Converso abritant plusieurs tableaux et des décorations à fresque de maîtres italiens, et notamment des frères Campi, Giulio, Antonio et Vincenzo, artistes de l'école Cremonèse.

Chiesa di San Paolo Converso

La iglesia fue construida por iniciativa de Paola Ludovica Torelli, Condesa de Guastalla y fundadora de una nueva orden religiosa de las Madres Angélicas. A las Angélicas estaban destinados al convento y la iglesia Paola Torelli que quería construir en la tierra cerca de Santa Eufemia, comprado con el producto de la venta de su feudo, que se produjo en 1535. Se sabe que la colocación de la primera piedra tuvo lugar el 1 de marzo de 1549, y el 25 de enero de 1551 Don Paolo Antonio Soriani, vicario de la Universidad de San Bernabé, celebraron la primera misa. Los trabajos en la fachada son de mucho más tarde, y documentados desde 1601 según algunos dibujos, y en particular el famoso claroscuro modelletto para el bajorrelieve de la Conversión de San Paolo (Milán, Biblioteca Ambrosiana), situado en el tímpano del pórtico y luego esculpido por Gaspare Vismara.

El trabajo no se completó hasta 1619, según el testimonio de Jerónimo Borsieri. El trabajo decorativo probablemente comenzó alrededor de principios de los años sesenta del siglo XVI, con las cuatro historias de la vida de San Paolo afresco del presbiterio, en el aula pública. Según Giorgio Vasari (1568), las historias del presbiterio fueron pintadas por Giulio Campi, con la ayuda de su hermano menor Antonio. Hoy la crítica es unánime al acreditar que el episodio completo es obra de Giulio: Bautismo de San Paolo, el único que muestra su mano; Pertenecen a Antonio, sin embargo, los otros tres, con la conversión de S. Paolo, el Milagro de S. Paolo y el Martirio de S. Paolo. Contemporáneo, o de un poco más tarde, es el friso de la nave, que sigue el modelo de querubines y guirnaldas en un campo de oro ya utilizados por los hermanos, unos años antes, en la iglesia de San. Sigimondo en Cremona, y las decoraciones de los arcos de entrada capillas, que se asignará a Antonio Campi.

Fornace Curti (Curti Furnaces)

Le Fornace Curti

El primer taller del horno se encontraba en las Columnas de San Lorenzo sul Naviglio en el 1400, a instancias de Bianca Maria Visconti, esposa del entonces duque de Milán, Francesco Sforza, comenzó la construcción del Ospedale Maggiore, diseñado por Antonio Averulino. Fue entonces que las tejas y ladrillos de formas moldeadas por Solari y Guiniforte fue confiada al horno de Josué Curti noble al servicio de los Sforza. En el mismo período también Fondulo, arquitecto y escultor de la Certosa di Pavia efectuadas por Curti muchos de sus frisos arquitectónicos.

Con la expansión de la ciudad de Milano, la fábrica en 1700 con Pietro Curti se traslado a la Ripa di Porta Ticinese. Luego, con Curti Felice se trasladó en 1800 a Conchetta sul Naviglio Pavese. En esta nueva oficina de un voraz incendio destruyó muchos documentos de la familia que, como consecuencia de esta desgracia, se trasladó con Attilio Curti en el año 1900 a su actual ubicación en la que, antes primero Francisco y luego Alberto han continuado a mantener viva la tradición de la terracota lombarda.
El horno siempre ha sido frecuentado por artistas, para los suministros de arcilla, hornean sus esculturas y mayólicas. Muchos de ellos se han hecho famosos. Actualmente algunos de ellos tienen sus estudios en la estructura de fábrica.

Se venite a Milano visitate la vigna di Leonardo . Casa degli #atellani dimora e #vigna #milanese di #leonardodavinci #leonardo #atellanihouse #milan #milano #Italy corso #magenta #amazing #lastsupper

La vigna di Leonardo

Por ultimo, haré referencia a una historia olvidada, que une Leonardo da Vinci a la ciudad de Milán: la historia de un viñedo. El viñedo que en 1498 Ludovico Sforza, duque de Milano, dio a Leonardo y que Leonardo en los años sucesivos defendió y mantuvo a toda costa. Un viñedo alrededor del cual nacieron leyendas que involucran Leonardo, sus obras y sus seguidores. El viñedo se mantiene hasta hoy con sus cepas originales.

El viñedo de Leonardo da Vinci, en medio de los campos, en el fondo del jardín actual de la Casa degli Atellani, en ese entonces pertenecía a la gran viña de San Vittore.
Con la ayuda de dos instituciones primarias, como la Universidad de Ciencias Agrícolas de Milán y Confagricoltura, con motivo de la Expo 2015, los dueños de la casa decidieron replantar el viñedo de Leonardo da Vinci y abrir la casa y el jardín Atellani al público. El viñedo se encuentra en el Palazzo delle Stelline y forma parte del celebre Orto di Leonardo.

Compartir:
error: Content is protected !!