Italia – Vacaciones en Florencia y alrededores

Si tenemos la oportunidad y disponemos de unos cuantos días, luego de haber visitado Florencia y aun nuestra sed de cultura no se ha visto saciada, no existe nada mejor que visitar sus alrededores y hacer de este viaje una completa inmersión en la región Toscana. Unas vacaciones en los alrededores de Florencia, que ofrecen muchas oportunidades interesantes para la recreación, la cultura, relajarse y disfrutar en las localidades que le rodean.

fiesole

Las colinas de Florencia, de hecho, hospedan algunos de los lugares más bellos de la Toscana, donde la naturaleza y la tradición se unen en el marco incomparable de las ciudades históricas y arquitecturalmente únicas.

Una de las destinaciones es Fiesole, cuya proximidad a la ciudad lo convierte en el destino ideal para una jornada en las afueras y entregarse al relax. Así lo demuestran las muchas casas de campo en los últimos años han enriquecido su paisaje urbano, en particular se distingue el legado de las propiedades que pertenecían a los Medici, que en el tiempo han sido elegidos como lugar de residencia de ilustres visitantes.

La ciudad también muestra el importante paso de los etruscos, que dominaron y lo convirtió en un centro estratégico de la comunicación entre Etruria y las ciudades etruscas ubicadas al norte del río Arno. En el Museo Arqueológico de Fiesole se puede aprender sobre la historia de la cultura etrusca y romana, con restos arqueológicos que tienen sus orígenes en los siglos IV y V antes de Cristo. El teatro romano de Fiesole todavía se utiliza como escenario para eventos culturales y conciertos musicales.

Desde Fiesole parte de una ruta adecuada para toda clase de paseos que serpentea a través del campo para llegar en unas dos horas al centro de Settignano, donde se encuentran las casas de los Medici con vistas a Florencia. A lo largo del camino se encuentran granjas y pequeñas iglesias rurales donde hacer un alto en el camino y visitar sitios de seguro interés.
San Casciano in Val di Pesa es una pequeña localidad situada a 15 km al sur de Florencia, en la zona de Chianti Clásico. Conocida por la producción de aceite de oliva extra virgen, el vino y los productos agrícolas de excelencia, la zona ofrece un ambiente agradable y relajado, ideal para aquellos que quieran desconectar de la rutina diaria y disfrutar de los placeres de la vida.

Entre las actividades a realizar en San Casciano incluyen una visita al observatorio astronómico de la Torre di Luciana, una visita a la Tomba dell’Arciere, una tumba etrusca que data del siglo VII antes de Cristo y el Museo de San Casciano con sus obras de arte sacro y hallazgos arqueológicos.

Firenze

Otra destinación que queda cerca de la capital de Florencia es Bagno a Ripoli, muy apreciada por su desbordante riqueza natural. De origen etrusco, asumió importancia como centro de comercio en la época de los romanos, que la eligieron como una de las ciudades termales predilectas, de allí se origina su nombre de Bagno.
Las excavaciones de la Via della Nave muestran restos de un edificio de la época, con suelos de barro. Como muestra de los sucesivos pasajes de poder, se pueden encontrar también numerosos castillos y edificios renacentistas.

En esta localidad, tienen lugar tres eventos tradicionales que animan la vida de Bagno a Ripoli: La representación histórica del Viernes Santo, la Giostra della Stella en el mes de septiembre y la antigua Fiera dell’Antella en el mes de octubre. Estos eventos llenos de encanto y cuidadosamente preparados por las asociaciones culturales, atrae a muchos visitantes cada año y hacen de la ciudad un centro de la cultura y la preservación de la tradición popular.

Anchiano

Alejándose un poco mas de Florencia, a unos 40 kilómetros, se encuentra la ciudad natal de Leonardo da Vinci. Vinci es el destino ideal para los amantes de la buena comida, en especial el excelente aceite de oliva extra virgen producido en esta región. Los olivos son parte del panorama de la ciudad, cultivados en terrazas que son una característica del paisaje de Vinci. También el vino y los viñedos caracterizan esta zona, con variedades como el Sangiovese y el Trebbiano. En la ciudad se encuentra presente el museo del gran artista Leonardo da Vinci, dentro del Palazzo Guidi, mientras que el lugar de nacimiento del genio del Renacimiento es unos dos kilómetros en Anchiano.

Se trata de una simple construcción típica de las zonas rurales, que se ha mantenido sin cambios en su estructura humilde de hogar campesino. Vinci cubre las laderas del Montalbano, una zona rica en interés natural e histórico, atravesado por una densa red de senderos para bicicletas y peatones que será de seguro interés para los aficionados al deporte.

Compartir:
error: Content is protected !!