Italia – Visita a Milano

A la ciudad de Milan en el norte de Italia me he referido en otro post, en el que hago más bien referencia a todo lo que esta detrás de la vida en Milano, lo que se ve y que describiré a continuación.

Milano es la capital Lombardía y a su vez es la segunda ciudad más importante de Italia, debido a su extensión y cantidad de habitantes, se la denomina el centro neurálgico y económico de la península.

Esta gran metrópoli esta entre las más caras de Italia y de Europa.  Es sinónimo de: moda, grandes negocios, éxito, empresarios, lujo y muchas cosas más.
Se llega a Milan sea por vía aérea a sus dos aeropuertos: Linate y Malpensa, o por vía terrestre o ferroviaria.
Dentro del cono urbano, la movilidad, resulta bastante caótica, no obstante existen distintos tipos de transportes urbanos como los tradicionales tranvías y la “Metropolitana” (subterráneo).

La zona céntrica de Milano, se caracteriza por las grandes tiendas de moda con la firma de los más exclusivos diseñadores, transitan sus calles automóviles de lujo y la presencia esporádica de famosos rodeados de escoltas y flashes.

No se puede dejar de visitar el “Duomo” (Catedral), atestado de miles de esculturas y estatuas en su exterior.  El ingreso es gratuito y solo se paga para subir a la azotea, desde donde es posible tener una vista dominante de la ciudad, en la cima se encuentra la “Madonnina” de oro.
A poca distancia de la zona peatonal se encuentra otro lugar de seguro interés, el “Castello Sforzesco”, el costo de ingreso es muy accesible y se emplean unas dos horas para recorrerlo por completo.

En Milano hay una gran variedad de museos y galerías de arte para visitar, así mismo teatros como el famoso “Teatro alla Scala”. Entre las atracciones gratuitas, pero muy interesantes, recomiendo el “Museo Cívico di Storia Naturale”, donde se puede apreciar una de las mayores colecciones de Europa y el “Museo della Preistoria e Protostoria”.

No faltan en Milan las expresiones artísticas y de otros géneros en modo permanente a lo largo del año. Conciertos, exposiciones, mercados de anticuarios, teatro, fiestas populares y de las distintas comunidades que la habitan.

En lo que hace a la gastronomía, aquí tienen sus orígenes el tradicional pan dulce con frutas o “Panettone”, el “Risotto alla Milanese” (arroz con azafrán), y la “Cotoletta alla Milanese” (carne empanada y frita en manteca).

El clima en Milano es bastante húmedo, lo que hace al invierno rigido con un frío que llega hasta los huesos y en verano resulta sofocante, debido a l’afa (calor húmedo).

Compartir:
error: Content is protected !!