Italia – Visitando le Dolomiti en Basilicata

Italia – Visitando le Dolomiti en Basilicata

Como he comentado en algún otro post sobre lo desoladas que quedan las ciudades, durante el periodo de verano y mas precisamente en el mes de agosto, toda Italia se pone en movimiento para disfrutar de las vacaciones y en particular en la semana central de este pasado mes, durante el denominado “Ferragosto“, el país esta paralizado y resulta casi imposible encontrar alojamientos en las destinaciones turísticas, a menos que se hagan las reservas con tiempo y las playas están rebosantes de turistas, que ocupan cada rincón.

Pietrapertosa_Basilicata_Italia

Este año hemos elegido una pequeña localidad de montaña en la región Basilicata, un poblado encastrado en la piedra de le Dolomiti Lucane que lleva por nombre Pietrapertosa y que vale la pena visitar, no solo por la belleza del lugar en si, sino también por los diferentes atractivos y otras posibilidades de disfrutar en la tranquilidad de la montaña.

A Pietrapertosa  se puede llegar por rutas amplias y no demasiado traficadas y luego trepar la montaña hasta llegar a este pueblo de poco mas de mil habitantes, en el que no existen estaciones de servicio y que cuenta con los servicios esenciales para pasar un par de días. También es posible llegar al lugar con servicio de autobús.

Pietrapertosa cuenta con un par de alojamientos del tipo B&B, un convento, algunas capillas y un “forno” o panadería donde adquirir y disfrutar de productos típicos de la región. No se puede ignorar la maravillosa vista de las montañas y del valle, que recuerda mucho al Trentino, donde he tenido oportunidad de estar y he comentado en otros post, en que me refiero a una visita a Fondo en Trentino.

Dolomiti_Lucane_Italia

Las calles de Pietrapertosa no son demasiadas, además de que la zona antigua o centro histórico, solo permiten en trafico a los residentes, por lo tanto son pocos los lugares para dejar el propio vehículo y la comuna aprovecha para hacer pagar estacionamiento a todos los vehículos visitantes, que de todos modos, si se esta utilizando un alojamiento local, por convenio, se paga con un descuento a jornada.

En las calles y construcciones se ven aun los restos de lo que fuera el periodo del Imperio Romano. También es posible visitar un castillo del periodo Normano-Svevo, en la parte mas alta y al que se accede trepando por una escalera muy empinada e interminable, como así también una zona de la población que mantiene algunos vestigios de la ocupación árabe. La temperatura allí es mas baja, aunque no demasiado y dado que las calles están tapizadas de piedra y hay que caminar mucho en desniveles, es recomendable dotarse de calzado cómodo, pero que se agarre bien y vestimentas de excursión.

Una de las cosas que hacen de Pietrapertosa una destinación interesante, es la posibilidad de realizar el denominado “volo dell’angelo“, es decir, lanzarse a toda velocidad, asegurados a un cable de acero mediante arneses especiales, que también permiten hacerlo en pareja, para realizar un vuelo entre las montañas a unos 500 metros de altura, desde este poblado hasta la vecina población de Castelmezzano y luego retornar del mismo modo.

volo_angelo

Durante el invierno, la zona se ve cubierta por copiosas nevadas, lo que produce una acumulación importante, por lo que es recomendable visitarla solo en temporada de verano.
A pocos kilómetros de allí, se encuentra Campomaggiore, donde hemos disfrutado del espectáculo La Città dell’Utopia, al que me he referido en otro post. Tampoco dista demasiado el mar Jónico, por lo que es posible organizarse en modo de realizar una estadía en montaña y también disfrutar de la playa y el sol.

Compartir:
error: Content is protected !!